viernes, 28 de octubre de 2011

El final y la leyenda de El hombre Lobo Gallego



El error  del hombre lobo Gallego fue vender la ropa de sus victimas. Un día, dos hermanos, vieron a una mujer que llevaba una camisa idéntica a la de su hermana despareciada. Entonces, preguntaron a la mujer sobre la ropa y ella dijo  que se las había vendido el tendero. Al poco, los dos hermanos vieron a más personas con objetos de su hermana, entonces avisaron a la Guardia Civil. Cuando Manuel se enteró, desapareció. 
Finalmente, fue detenido el 2 de julio de 1853 en Nombela (Toledo), al ser reconocido por unos jornaleros gallegos. En abril, el Hombre logo gallego fue condenado a muerte. Su abogado intentó convencer al tribunal de que su defendido era un psicótico, todo producto de una mala educación y que no podía haber cometido ningún crimen.
Sin embargo, cuando Manuel Blancó declaró, dijo: “Yo llegue a mantener la forma de lobo hasta ocho días seguidos, aunque normalmente no pasaba de dos o cuatro días. Antonio, sin embargo, llegó a mantenerla diez días y don Genaro hasta quince, aunque lo normal eran cuatro o cinco días. Con ellos maté y comí a varias personas pero a algunos como Josefa y Benita, y sus hijos, lo hice solo”. Por supuesto, a día de hoy, no se sabe nada de tales cómplices
Un año después, se conmutó la condena a cadena perpetua. Ingresó en la cárcel de Allariz en 1854 y, según afirman algunos criminólogos, murió en la prisión de Orense, tras años de ser encarcelado.
Hasta aquí sería la versión oficial, sin embargo, ciertos investigadores, amantes del mundo esotérico, reconocen ignorar que pasó con el asesino. De hecho, no consta cómo murió y no se ha conocido ninguna tumba con su nombre. Cuenta la leyenda que, adoptando la forma de lobo, Manuel Blanco huyó hacia los bosques, donde todavía se le oye aullar las noches de luna llena.

4 comentarios:

Laura S. dijo...

Un cas realment intrigant... o.O

ASM dijo...

Hay muchos casos donde asesinos no poco inteligentes alegan una posesión demoníaca, o como en este caso la licantropía ... Cuánto de esto se creerán los propios asesinos? Realmente son casos dignos de estudio...

Anónimo dijo...

El lobo ese tiene derechos de autor? Es xq me gusta mucho :P

Anónimo dijo...

severa imagen

Publicar un comentario

Contacta con nosotras

huelladelcrimen@gmail.com
Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Design by NewWpThemes | Blogger Theme by Lasantha - Premium Blogger Themes | New Blogger Themes