martes, 17 de abril de 2012

El veneno como arma

Antes, el veneno era la primera elección del asesino debido al sigilo con el que se podía administrar y la dificultad en relacionar al homicida con la víctima. Todavía existe una amplia gama de venenos que confunde a los forenses, ya que los síntomas físicos resultantes son sumamente parecidos a los de ciertas enfermedades mortales. Sin embargo, estos productos químicos no se encuentran fácilmente en el mercado y, por lo tanto, las personas que los usan suelen ser profesionales de la medicina o de la farmacología que están habitualmente en contacto con estas sustancias.

El veneno en accidentes y suicidios

Los ácidos minerales potentes, como los ácidos clorhídrico, sulfúrico, nítricos, y los ácidos alcalinos como la sosa cáustica y la potasa cáustica son venenos de detección demasiado fácil como para ser usados con intenciones criminales.

Muchos suicidas usan medicamentos comunes, como la aspirina, en dosis muy elevadas. El estómago transforma la aspirina en ácido acético y ácido salicílico; el suicida se queda sin conocimiento antes de morir. Otros venenos causantes de muertes accidentales son los desinfectantes como el lisol y el fenol, ambos corrosivos; el ácido oxálico priva a la sangre de calcio. El metacetaldehído, producto usado en las mezclas para erradicar a las babosas, ingerido oralmente produce calambres, alucinaciones, temblores en los brazos y piernas, coma y muerte por fallo cardiaco en unos días.

Uno de los venenos que ha causado más muertes accidentales es el monóxido de carbono, generado por aparatos de gas defectuosos. Como vemos, las causas posibles son muchas, más que cuando la muerte ha sido causada por un arma. Para el forense, el aspecto exterior de la víctima revela suficientes pistas para determinar la causa de la muerte, como enrojecimiento de la piel y órganos, monóxido en los pulmones, etc. Pero hay venenos que se confunden muy fácilmente con las causas naturales, como la cicuta o la aconitina. Por suerte, la ciencia y la tecnología está avanzando a pasos agigantados y los análisis y el rastreo de obtención de sustancias extrañas son cada vez más determinantes. 

1 comentarios:

Anónimo dijo...

El escrito muy bueno y me da gusto haber dado con este espacio. El tema como sabemos es extenso y se ha hablado de él mucho (y se seguirá hablando en un futuro, por supuesto); y con su permiso quisiera dejar sugerido un artículo de otro sitio titulado Recomendaciones para evitar ser víctima de la delincuencia

https://alexanderstrauffon.blogspot.com/2011/08/recomendaciones-para-evitar-ser-victima-de-la-delincuencia.html

Publicar un comentario

Contacta con nosotras

huelladelcrimen@gmail.com
Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Design by NewWpThemes | Blogger Theme by Lasantha - Premium Blogger Themes | New Blogger Themes