lunes, 24 de octubre de 2011

El Hombre lobo Gallego


 
 Nombre
Manuel Blanco Romasanta
Alias
 El tendero, El hombre lobo gallego
Fecha del crimen
A partir de 1846
Lugar del crimen
Orense
Singularidad
Único asesino reconocido por la justicia española como hombre lobo




Manuela se despedía de sus hermanas mientras disimulaba las lágrimas que recorrían sus mejillas, sabía que las echaría mucho de menos. Ya había tomado una decisión y no había vuelta atrás. Desde que se había separado de su marido la vida en Rebordechao (Orense) era muy mísera y precaria. Hasta entonces había ahorrado un poco sirviendo en casa de Dª Brígida Aguiar y D. Luis García, pero no lo suficiente. Tenía una hija que echar hacia adelante y necesitaba mantenerla en mejores condiciones. Tras vender todos sus bienes decidió marcharse a Santander para encontrar una buena casa donde servir.
Manuel, el tendero ambulante, conocía los caminos del país como si se tratara de su propia casa. Así que se ofreció para guiar a Manuela y a su hija hasta Santander y, además, prometió conseguirles un buen trabajo.
Al cabo de unas semanas, el tendero volvió al pueblo y explicó a los familiares de Manuela que ella y su hija habían encontrado una casa religiosa donde poder trabajar y alojarse en perfectas condiciones. A pesar de la rareza del asunto, las hermanas de Manuela se alegraron y no fue hasta meses más tarde cuando empezaron a encontrar extraño que su hermana no hubiera escrito ni una carta explicando dónde y cómo estaba.
Durante esos meses muchas de las mujeres del pueblo, celosas de la buena fortuna de su vecina, decidieron confiar su porvenir al tendero, dada su eficacia con Manuela. De esta manera, Benita partiría hacia casa de un supuesto cura al cabo de unas semanas, así como Josefa o Antonia, muchas de ellas acompañadas por sus hijos.
Fueron pasando los meses y la inquietud empezó a imperar entre los habitantes de Rebordechao ya que ninguna de las mujeres que habían partido se ponían en contacto con sus familiares, únicamente mediante ambiguos mensajes que el tendero les explicaba. Empezaron los rumores en torno a la sospecha de que algo terrible podía haber ocurrido a las mujeres y niños que viajaban con “el tendero”.  Efectivamente nunca más se los volvió a ver. ¿Qué había hecho el tendero con ellos?

5 comentarios:

Laura S. dijo...

o____O Quin misteri!!

Kevin dijo...

Bee, buscare la segona entrega!

La Huella del crimen dijo...

Bé Kevin bé, veig que ens has fet cas i has passat pel nostre blog! Doncs ja saps, cada dia tindrem un petit capítol de la historia d'un assessí en sèrie. Només ens has de seguir dia a dia si vols saber-ho al moment, i si no els dissabtes, que no actualitzem, pots fer un repàs a la historia completa!

Diumenge un assessí de ficció molt i molt conegut! No t'ho perdis!

Miguel Soto dijo...

Muy bueno!

La Huella del crimen dijo...

Muchas gracias Miguel!

Publicar un comentario

Contacta con nosotras

huelladelcrimen@gmail.com
Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Design by NewWpThemes | Blogger Theme by Lasantha - Premium Blogger Themes | New Blogger Themes